México es un país para explorar a fondo en plan turístico. Tiene un poco de todo y para todos los gustos. Desde densas selvas, hasta vastos desiertos, desde modernas ciudades hasta playas paradisiacas y desde ciudades coloniales hasta grandes reservas naturales. En lo que sigue comentaremos cuáles son algunos de los más atrayentes sitios de México que todos los viajeros deben conocer. Se trata de rincones cautivadores de la geografía nacional, que merecen ser valorados y admirados al máximo en cada oportunidad que se les visite. 

En el norte del país sobresalen las Barrancas del Cobre. Se trata de un sistema natural integrado por seis distintos cañones. Esta maravilla natural se localiza en la zona noreste de la Sierra Tarahumara. Se trata de un grupo de cañones de gran extensión y profundidad, el cual supera incluso al famoso Gran Cañón de Arizona en los Estados Unidos. Para admirar de la mejor manera posible las Barrancas del Cobre, les recomendamos utilizar como medio de transporte el célebre tren turístico conocido como El Chepe. 

Otro destino imperdible en México es la Ciudad de México. La capital del país es una de las ciudades más importantes del orbe. Cuando visiten en plan lúdico el antiguo Distrito Federal es aconsejable explorar los rincones más atrayentes del Centro Histórico, el Barrio Mágico de Coyoacán, Xochimilco y el vasto Bosque de Chapultepec. Para fines de alojamiento conviene reservar en los más cercanos hoteles al aeropuerto de la Ciudad de Mexico. 

Llego el momento de recomendarles las Pozas de Xilitla en San Luis Potosí. Se trata de un jardín escultórico y arquitectónico creado por el artista Edward James en el Pueblo Mágico de Xilitla. Tiene una extensión de 40 hectáreas e incluye 36 estructuras. Es un sitio fascinante en el cual el arte y la naturaleza se combinan en una propuesta turística incomparable. Las Pozas de Xilitla se encuentran a cuatro horas de la capital de San Luis Potosí. 

En los mejores destinos turísticos del territorio nacional se hallarán variadas opciones hoteleras y restauranteras que vale la pena aprovechar. Hay hoteles baratos y restaurantes de rústico estilo que se encuentran al alcance de todos los viajeros.